Planta nuclear, un debate de hoy que sólo saldará el futuro

Como cada megaproyecto, el anuncio de la instalación de una planta nuclear sobre algún lugar aún no confirmado de la costa atlántica rionegrina generó posiciones encontradas.

Hasta acá, el gobierno provincial se ha ocupado de resaltar los beneficios de recibir un emprendimiento de la envergadura del anunciado, mientras que incipientes movimientos ciudadanos temerosos de la contaminación ambiental que se pueda producir plantearon su rechazo.

Entre los aspectos favorables que planteó el gobierno se encuentran el monto de la inversión (alrededor de 8 mil millones de dólares), la mano de obra utilizada en la construcción (5 mil personas en un plazo de 5 a 7 años) y la ocupación con la planta en funcionamiento (uno 800 trabajadores calificados con su efecto multiplicador). A esas razones económico sociales, les agregó seguridad en cuanto al manejo de lo nuclear y aspectos ambientales, señalando que se trata de una “energía limpia”, que “no afecta humedales ni modifica cursos de ríos”, y fundamentalmente que “en 70 años de actividad nuclear en la Argentina no han habido incidentes”. Todos motivos atendibles y difíciles de rebatir desde el desconocimiento propio que puede tener la población en general de temas más complejos como “lo nuclear”.

nuclear blog 2

Lo cierto es que la sospecha sobre el impacto que una planta pueda tener en lugares, supongamos, como Pozo Salado es imposible de revertir salvo con el paso del tiempo. Es decir, todo serán especulaciones para quienes hoy se manifiestan de uno u otro modo, se opinará desde el presente pero la demostración de quién tendrá razón sólo quedará para el futuro. En ese corset se mueve el debate, pero es un movimiento estéril, con posiciones prácticamente irreductibles.

Entre los movimientos contrarios a la instalación de la central nuclear, lo más destacado es lo que ocurre en Viedma. Dos importantes reuniones concitaron la atención de cientos de vecinos, algo no común en la socialmente apática capital rionegrina. Y no es menor el dato de que para esas reuniones anti nucleares la sede elegida haya sido la Catedral, para despejar cualquier tipo de sospecha de intencionalidad político partidaria. Incluso la bandera que cuelga del edificio evidencia una postura inflexible que involucra a los católicos e interpela a los ciudadanos de manera no inocua.

nuclear blog

Consulta popular

La asamblea antinuclear convocó para una marcha el día que se celebra un nuevo aniversario de la bomba atómica de Nagasaki, como una forma de significar “lo nuclear” con “lo malo”. Aprovechando la oportunidad, el legislador del FpV Jorge Vallaza impulsó una consulta popular que ya tuvo eco en la asamblea y en el Concejo Deliberante de Viedma.

En tanto, ADN dio a conocer una encuesta realizada por Vignone en Sierra Grande, primer hipotético lugar de instalación de la planta, en la que los resultados fueron equilibrados en el “a favor” o “en contra” pero hubo una importante coincidencia en cuanto a que falta información.

nuclear condor

Conclusión

En definitiva, será difícil conseguir puntos de acercamiento entre dos posturas cuyos antagonismos son tan fuertes. Para reducir la brecha hace falta información, pero de ambos sectores interesados, tanto los pro-nucleares como los anti-nucleares. Después de todo, se trata de escribir el futuro desde las decisiones del presente.

Para leer más: Energía nuclear, un retroceso de más de 40 años

nuclear 140617

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s